No debe ser sencillo controlar los nervios ante uno de los momentos más importantes en la vida de una pareja, como es el día de la boda. Lo que debemos pensar es que no tengamos que pasar examen alguno y que se trata simplemente de un día de celebración, ya que la boda es la unión entre dos personas que se quieren y que lo celebran en un día muy especial.